Aquí tenemos una entrevista en exclusiva con el GM Carlos Matamoros, en la que podréis descubrir un poco más de este gran ajedrecista y gran persona que es Carlos.

De él podemos decir que nació en Guayaquil (Ecuador) y que reside en Sevilla desde hace ya unos diez años.

Antonio Gutiérrez Gamarra

 

ÉXITOS AJEDRECÍSTICOS

 

CAM.- ¿Cómo y cuando empezaste a jugar al ajedrez?

Carlos.- Menos mal que no me preguntaste el ' por qué', pues tendría que inventarme la respuesta. Entiendo que mi padre me enseñó el momovimiento de las piezas a los 5 o 6 años. Digo entiendo porque realmente no sé si lo recuerdo así o simplemente es un recuerdo impuesto y aceptado de tanto repetirlo. En cualquier caso no es hasta los 10 años en que realmente me interesé por el ajedrez. Un ahora muy amigo mío, Pavao Bjazevic, campeón de la ciudad de los chicos de su edad, edad que también era y es la mía, pasó por mi aula anunciando un campeonato interno del colegio. Por alguna razón que si alguna vez la supe no la recuerdo más, decidí apuntarme y poco a poco me fui enganchando al ajedrez

CAM.- ¿Cuando decidiste que el ajedrez podía ser algo más que un hobby?

Carlos.- Esa pregunta puede tener dos respuestas. Si me preguntas cuándo fue que me enamoré definitivamente del ajedrez y empecé a consumir mis horas entre el club y los libros de ajedrez te contestaría que posiblemente fue a los 12 o 13 años. Tenía ya un par de años de suplente de la selección del colegio, suplencia que no me importaba en lo más mínimo, cuando le gané por primera vez a Pavao en una partida informal gracias a una apertura (trampita diría más bien ahora) que aprendí por casualidad en un libro elemental que tenía mi padre. Supuse que si era el suplente esto se debía únicamente a que no sabía aperturas y esto me motivó a estudiar y a buscar ser el número uno del colegio. Esto lo digo ahora con un poco de vergüenza aunque quizá no debería darme tal cosa tomando en cuenta que sólo era un niño. Pensándolo mejor no debería darme vergüenza porque algo de eso todavía sigo creyendo. O quizá sí debería dármela y lo que no debería hacer es ir contando estas cosas por allí pero ya está. En cualquier caso a partir de entonces empecé a formar de esa enorme legión de adictos al ajedrez que conforman tanto aficionados como profesionales que no pueden rechazar una partida rápida o disfrutar de las partidas de los mejores del mundo.
Si tu pregunta es cúando decidí hacerme profesional eso sucedió mucho más tarde. Contaba con 24 años, había terminado mi carrera universitaria y ya estaba ejerciendo la profesión. Precisamente por hacer ambas cosas jugaba muy ocasionalmente torneos. Decidí darme unas vacaciones ajedrecísticas en España aprovechando que como MI que era me ahorraría un dinero en
alojamiento y así podría pasear por más tiempo. Cuando mi gira estaba tocando a su fin tras tres meses de recorrer España conseguí una norma de GM. El destino es algo impredecible e inexplicable. Pienso sinceramente que en aquel entonces no tenía nivel para hacer norma de GM (incluso ahora a veces me pregunto si realmente la tengo, ahora es tarde para que la FIDE se
arrepienta) pero en ese torneo jugué realmente bien. Si mi gira no hubiese durado tanto tiempo, digamos sólo un par de meses en lugar de 3, seguramente ahora seguiría diseñando edificios o haciendo cualquier cosa menos dedicado profesionalmente al ajedrez. Pero sucedió lo que sucedió, me sentí nuevamente irresistiblemente atraído por el ajedrez (¿habré pensado otra vez
que no era GM sólo porque no sabía suficientes aperturas?) dejé mi trabajo, y heme aquí. De eso ya más de 10 años.

CAM.- ¿Cuál fue tu momento de mayor gloria y en el que más hayas disfrutado en el mundo del ajedrez?

Carlos.- Hay muchos momentos todos asociados desde luego a algún tipo de victoria inesperada o por el contrario largamente anhelada. Posiblemente el momento más significativo se dio cuando en un mundial sub16 subí al podio a recibir mi medalla de bronce. El himno nacional de mi país es particularmente largo, incluso ahora que lo han acortado un poco. Tenía yo 14 años, escucharlo dedicado a mí (así lo entendí) fue infinitamente largo y placentero.

CAM.- ¿Crees que has llegado a tu tope en el ajedrez o todavía queda ajedrez por demostrar?

Carlos.- Sé que no he llegado a mi tope, lo que no sé es si haré el debido esfuerzo para demostrármelo.

CAM.- ¿Piensas quedarte aquí en España y en especial en Andalucía? ¿O preferirías volver a tu país natal?

Carlos.- Realmente disfruto jugando al ajedrez y en Ecuador me sería imposible hacerlo. Por otra parte me siento realmente a gusto en España, llevo ya 10 años viviendo en Sevilla y no encuentro ninguna razón para cambiar de planes en un futuro inmediato.

CAM.- Sabemos que eres una persona muy simpática, ¿cuál ha sido el momento, si se puede explicar con palabras en el que más te has reído con algo relativo al ajedrez?

Carlos.- Por la manera en que inicias la pregunta me inclino a pensar en que deberías revisar tus fuentes de información. Tengo muy mala memoria y sinceramente no me acuerdo de ninguna situación en este momento a pesar de que sé que existen algunas. En este momento me acuerdo de haberme reído mucho de más de una que no me pasó a mí sino que me contó mi gran amigo
Luisón. Pero tendrás que preguntarle a él porque no recuerdo que fue lo que me contó.

CAM.- ¿Cómo ves el futuro del ajedrez en esta parte de Andalucía y en España en general? ¿destacaríais a alguien dentro de las "jóvenes promesas"?

Carlos.- Existen algunos casos ya muy conocidos por todos, pienso que Enrique Rodríguez y Ernesto Fernández más temprano que tarde se convertirán en Grandes Maestros, Pepe Cuenca me parece que está en un momento de su desarrollo ajedrecístico que si enfoca su esfuerzo adecuadamente puede experimentar un desarrollo importante de su nivel ajedrecístico. También en
mi opinión Paloma Gutiérrez y Azahara Rodríguez están muy cerca de convertirse en las primeras WIM de Andalucía. Hay un caso que quisiera destacar, el de Claudia Robles. Ella se ha convertido en la primera chica que ha roto la diferenciación de nivel de acuerdo al género y es la campeona absoluta del campeonato mixto de Andalucía de su categoría. Existen otros chicos y chicas que destacan o que apuntan buenas maneras, sólo he mencionado los más destacables. La salud ajedrecística de Andalucía es muy prometedora.

CAM.- ¿Si tuvieras que elegir una apertura cual cogerías?

Carlos.- Una en la que mi rival no tuviese la más mínima idea.

CAM.- ¿Cómo ves el futuro del ajedrez a nivel profesional?

Carlos.- Mientras se mantenga la estructura actual en que el ajedrez depende en gran medida del mecenazgo y no de su valor comercial el futuro del ajedrez profesional no es muy halagüeño. El antídoto bajo la presente situación es sencillo: hay que jugar mejor.

CAM.- ¿Cómo destacarías tu actuación y la de tu equipo Labradores de Sevilla, en el que desafortunadamente para vosotros y el ajedrez andaluz ha perdido la categoría de la División de Honor?

Carlos.- Mi actuación fue realmente desastrosa. Estoy sinceramente avergonzado de mi juego y no recuerdo haber jugado tan mal en mucho tiempo. No lo digo por la exigua cantidad de puntos que conseguí, la oposición era tan fuerte que posiblemente no habría hecho muchos más incluso jugando a un nivel aceptable para mi Elo. Pero tampoco había necesidad de quedarse perdido en menos de 15 jugadas en casi todas las partidas ¿Tal vez si estudiase más aperturas? ;-) El resto del equipo no lo hizo mal, diría incluso que en conjunto obtendría un aprobado. Pero para mantenernos necesitábamos dar de nosotros al menos un notable.

CAM.- ¿Con cual jugador de la élite mundial actual te sientes identificado con tu estilo de juego?

Carlos.- No quiero nombrar a nadie para que luego no se sienta ofendido.

CAM.- ¿Cual ha sido la partida que mejor recuerdo te ha dejado?

Carlos.- Ya lo he dicho, tengo mala memoria. Desde luego hay algunas, pero las más memorables son las que yo he ganado. La partida que gané a Pogorelov en el open de Sevilla del año pasado me dejó un gran placer estético.

CAM.- ¿Qué piensas de Motril y en particular de nuestro Club?

Carlos.- Para mí las dos preguntas se reducen a una porque conozco a Motril a través de su Club. Gente entrañable con la que te sientes en casa.

 

 

MEJORES ACTUACIONES

Medalla de bronce, Campeonato Mundial sub-16, Embalse de Río Tercero, Argentina, 1981.

Medalla de oro en el tercer tablero, Olimpiada de Ajedrez, Lucerna, Suiza, 1982.

Medalla de plata en el primer tablero, Olimpiada Sub-25, Mendoza. Argentina 1985.

Medalla de bronce, Campeonato Panamericano Juvenil, Quito, Ecuador 1986.

Medalla de bronce en el primer tablero, Olimpiada Sub-25, San Juan, Puerto Rico, 1986

Primer lugar, XXX Aniversario del Gramma, Manzanillo, Cuba (Primera Norma de Maestro Internacional) 1986.

Medalla de plata, Olimpiada de Ajedrez, Dubai, Emiratos Árabes (segunda norma de Maestro Internacional), 1986.

Primer lugar, Internacional de Palma Soriano, Cuba (tercera norma de Maestro Internacional) 1987.

Medalla de plata, Campeonato Panamericano Absoluto, La Paz, Bolivia, 1987.

Campeón Universitario por Equipos de Centroamérica, del Caribe y países amigos, Panamá, 1991.

Tercer Lugar, Open Teresa Herrera, La Coruña, España (primera norma de Gran Maestro), 1992.

Segundo Lugar, Guillermo García In Memoriam, Santa Clara, Cuba (segunda norma de Gran Maestro), 1996.

Mejor primer tablero del Campeonato de España por equipos (segunda división), Cala Galdana (tercera norma de Gran Maestro), 1999.

Campeón de Andalucía de Ajedrez Activo, Huelva, 2001.

Tercer Lugar, Open de Sevilla, 2002

Segundo Lugar, Open de Málaga, 2002

Campeón de España por Equipos de Primera División con el Real Club Labradores de Sevilla, Mondariz, 2002

Campeón de Andalucía de Ajedrez Activo, Albox 2002.